Edición N° 2238
Registro DNDA N° 5356168

La Plata, Buenos Aires. Argentina
Policiales
Para beneficio de 38 chicos

Internos y penitenciarios de una cárcel de Florencio Varela trabajaron juntos para donar muebles y juegos a un hogar infantil

En una acción solidaria conjunta del personal e internos de la Unidad 54 Florencio Varela, del Servicio Penitenciario Bonaerense, se realizó ayer una donación de juguetes, material didáctico y muebles para el Hogar de Niños “Arco Iris”, producidos en los talleres tratamentales del establecimiento.


La donación estuvo conformada por 8 almohadones, 25 mantas, 30 peluches de tela, 4 pizarrones, 10 caretas infantiles, 4 bombos, 12 pisos de goma eva, 15 payasos de tela, 6 contadores, 2 reglas de medición, 5 mochilas, 5 carteras infantiles, 4 juegos de mesa y sillas de madera, 30 cuentos infantiles, 6 estantes de madera, 8 puff, 2 mesas de plástico, 7 sillas de plástico y 10 banquetas hechas con botellas de plástico. 

Todo lo generado se produjo en los talleres de penal por más de 100 privados de la libertad que participan de distintos cursos de capacitación formales y no formales. 
Asimismo, colaboraron, aportando su tiempo y conocimientos, personal penitenciario que desarrolla funciones en distintas secciones y áreas de la Unidad como Visitas, el Programa Integral de Asistencia y Tratamiento para Jóvenes Adultos, el Grupo de Admisión y Seguimiento, el Consejo Asistido, el CFP 404, entre otros, y que se comprometieron desde la primera hora con esta acción solidaria.

Se hicieron presentes en la institución educativa para concretar la entrega el Subdirector General de Trabajo Penitenciario, Daniel Mujica, y el subdirector de Asistencia y Tratamiento de la Unidad 54, Oscar Acosta, quienes fueron recibidos por la directora del Hogar, María Gabriela Melano, y por todos los niños y niñas que esperaban ansiosos esta visita colmada de juguetes.

“La idea de colaborar con una institución local que lo necesitara surgió en forma espontánea, entre compañeros, y así encontramos al Hogar de Niños Arco Iris”, contó Acosta junto a la coordinadora de Formación técnica y oficios, Juliana Orozco, quien supervisó todos los detalles y coordinó el proceso de esta actividad que vinculó distintas áreas de la Unidad Penal.

En el Hogar viven actualmente 38 niños y niñas, de hasta 8 años, que esperan una resolución a distintas situaciones judiciales, y dependen del Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia. Asisten diariamente al lugar cuidadoras y voluntarias que se encargan de atender y velar por estos niños, preparándoles la comida, ayudándolos en la escuela y procurando que lleven una vida ordenada con las mismas características que cualquier niño de la comunidad. 

Al respecto, la Directora Melano, madre de tres hijos y abuela de cuatro, dijo: “Queremos que tengan la misma infancia que cualquier chico, con juguetes, amigos, salidas de excursión. Hacemos todo lo posible para que eso suceda, asique este tipo de donación los hace muy felices, tienen mucha ilusión.”

Asimismo, para agasajar a los niños les llevaron pizzas para el almuerzo, realizadas en la panadería de la Unidad, y juntos compartieron una jornada de juegos y sonrisas, que sin dudas se repetirá más adelante porque tanto los penitenciarios como los privados de la libertad quieren seguir ayudando a quienes más lo necesitan.

Esta importante donación es el resultado de la acción conjunta entre la Dirección General de Asistencia y Tratamiento, a través de la Subdirección de Trabajo, la Dirección de Promoción e Inclusión sociolaboral y la jefatura de Unidad 54, que unieron un objetivo tratamental para los internos y un fin solidario, para ayudar a la comunidad.